30
Abril
2012
Javier Sarnago Recalde, de Embutidos Hortanco, ganador de la VII Edición del Concurso Navarro de Txistorra

Javier Sarnago Recalde, de la carnicería de Tafalla Embutidos Hortanco, ha sido el ganador de la VII Edición del Concurso Navarro de Txistorra celebrado este domingo en Pamplona.


En la organización han participado más de 50 carniceros voluntarios, que consideran la txistorra como una de las señas de identidad de su cercanía al consumidor, según ha informado el Gremio de Carniceros, organizador del evento. El objetivo del concurso es "contribuir a preservar la calidad de la auténtica txistorra navarra, realizada con los mejores ingredientes, frente a las imitaciones".


Un total de 51 elaboradores navarros de txistorra tradicional han participado en la esta edición del concurso, que ha comenzado a las 9 horas en el Txoko del Carnicero. En una primera fase los 15 miembros del jurado examinaron la txistorra cruda, para descartar aquellos que no cumplían los requisitos más exigentes de color, aspecto y textura.


El ganador de este año, Javier Sarnago Recalde, lleva más de 30 años elaborando txistorras en la carnicería que fundaron sus abuelos en Tafalla. "El premio te anima a seguir siempre mejorando, a no dejar de esforzarte", ha asegurado.


Según ha indicado Sarnago, el secreto de una buena txistorra es "además de utilizar buenos ingredientes con piezas de primera, lograr el equilibrio entre las especias para que ninguna predomine".

30
Abril
2012
Carlos y Javier Sarnago, ganadores del Concurso Navarro de Txistorra

En la VII edición del Concurso Navarro de Txistorra, organizado por el Gremio de Carniceros, los hermanos tafalleses Carlos, de 56 años, y Javier, de 59, Sarnago Recalde se proclamaron vencedores.


La iniciativa corrió a cargo de los más de 50 carniceros voluntarios. Mientras algunos se encargaban de distribuir la txistorra al público congregado, otros preparaban el citado producto en el Txoko del Carnicero (c/Julián Gayarre, 3 bajo) que el jurado, formado por 15 personas, degustó para su selección. Esta tarea comenzó a las 9.00 horas en el txoko. El jurado, en una primera fase, analizó la txistorra cruda y valoró requisitos como el color, el aspecto y la textura. A la segunda fase pasaron 41 productos. En esta fase, el jurado degustó la txistorra preparada por los carniceros voluntarios. Ya en la última fase, a la que solo accedieron diez txistorras, el jurado eligió las tres finalistas, de los cuales los hermanos Sarnago Recalde se proclamaron vencedores y recibieron una txapela, un mandil y un diploma.


Fuente: Diario de Noticias

22
Diciembre
2010
XV Concurso de Txistorra de Euskal Herria

Treinta carniceros navarros, entre los que se encuentra el carnicero de Embutidos Hortanco Javier Sarnago Recalde, participaron en el XV concurso de Txistorra de Euskal Herria.


El concurso se enmarcó dentro de la Fiesta de Santo Tomás, celebrada cada año en Donostia.


La protagonista de la feria fue la cerda 'Filemona', de 345 kilos de peso, que se exhibió en la plaza de la Constitución, en pleno corazón del casco antiguo donostiarra, y que aguantó estoicamente, como hicieron sus predecesoras de ediciones anteriores, las miradas de miles de visitantes durante todo el día.



La fiesta de Santo Tomás rememora cómo los baserritarras bajaban a la ciudad a pagar las rentas anuales a los propietarios de los caseríos y aprovechaban el viaje para vender su género, un intercambio que en los tiempos modernos se ha convertido en una multitudinaria y popular fiesta.



Desde primera hora de la mañana, los puestos se empezaron a colocar para disfrute de todos aquellos privilegiados que tuvieron la oportunidad de acercarse a vivir la fiesta desde dentro. Los puntos de venta estaban distribuidos, como todos los años, en los siete puntos neurálgicos de la feria.


 Fuente: Diario Vasco

29
Marzo
2010
Los hermanos Sarnago consiguen el tercer premio en el V Concurso de Txistorra

- El evento, celebrado en el txoko del carnicero, contó con 62 participantes
- Tras la entrega de premios tuvo lugar una degustación del producto típico navarro


La cita arrancó a las diez de la mañana con la cata por parte del jurado de todas y cada una de las chistorras participantes en el certamen. Tras la deliberación del jurado y la entrega de premios llegó el momento más esperado para las alrededor de 300 personas que acudieron al acto. En unas mesas colocadas en la calle, aprovechando el buen tiempo, nadie quiso desperdiciar la oportunidad de llevarse a la boca un pincho de uno de los  productos más típicos de la mesa navarra. 


El concurso se estructuró en tres etapas diferentes. En la primera se analizó la txistorra cruda y según su aspecto visual, su forma y su nitidez, pasaron treinta a la siguiente fase. En esta segunda fase se cocinaron las seleccionadas y según su color y aroma se escogieron las diez finalistas, catadas por el jurado.


María José Beriáin, profesora de Nutrición y Bromatología de la UPNA y miembro del jurado, reconoció la dificultad a la hora de catar este producto pero señaló que entre los participantes "hubo tres o cuatro txistorras que destacaron por su sabor".


Fuente: Diario de Noticias.