— Salchichas frescas

El magro y la panceta de cerdo se pica y se amasa en la envasadora de vacío una vez que se la han añadido las especias.

Posteriormente, se introducen en la llenadora y se embuten en tripa natural de cordero.

Este producto no necesita curación, por lo que pasa directamente a la cámara de frío.

Pasadas 24 horas ya está en perfecto estado para su consumo.